// Buena Siesta con Sabrina Cugat de 13 a 17 Hs.

CURIOSIDADES

Ni Madrid ni París: qué ciudades y regiones integran el ranking de lo mejor de Europa para conocer en el 2018

Ni Madrid ni París: qué ciudades y regiones integran el ranking de lo mejor de Europa para conocer en el 2018

2018-05-28

Compartir

Lonely Planet realizó un ranking con destinos olvidados por el turismo masivo pero que, sin embargo, serán muy concurridos por los viajeros durante este año. Desde regiones en el norte de Italia, hasta valles eslovenos, cuáles son los recomendados.

Europa contiene algunas de las mayores maravillas del mundo, sitios históricos y ciudades dinámicas y eclécticas, donde la cultura y la vanguardia son protagonistas. Por eso, para los viajeros que deseen aventurarse hacia el viejo continente, muchas veces resulta complejo elegir un destino.

Sin embargo, como todos los años, los expertos en turismo de Lonely Planet elaboraron un ranking con los mejores lugares en Europa para conocer en el 2018, fuera del circuito tradicional.

Emilia-Romaña, Italia
La región ubicada al norte de Italia es un conjunto de pequeñas y tradicionales ciudades que reúne tradiciones culinarias autóctonas como el ragú nacido en su capital, Bolonia, el prosciutto di Parma, el vinagre balsámico de Módena y el parmigiano reggiano.

Sin embargo, también se destacan nuevas atracciones como el FICO (el parque temático culinario más grande del mundo), en Bolonia el Museo Nacional del Judaísmo Italiano, y la Shoah, en Ferrara, además del restaurado Cinema Fulgor, en Rimini.

Cantabria, España
La increíble localidad es uno de los tesoros españoles mejores guardados, con su conjunto de tierra salvajes, playas, pueblos como Santillana del Mar y Comillas, e iglesias típicas en las que no parece haber pasado el tiempo.
La puerta de entrada a Cantabria es el puerto de Santander, que se ubica en un pequeño pueblo que revitalizó su frente marítimo junto con la estación de ferrocarriles directos procedentes de Irlanda, que abren la ciudad a nuevos turistas. Sumado a esto, en esta región se encuentra el parque nacional de los Picos de Europa, que este verano celebra su centenario promoviendo muchos eventos.

Frisia, Holanda
A pesar de que la mayoría de los turistas eligen visitar como primer destino en los Países Bajos a Ámsterdam, una de las provincias que sorprende por su turismo y caudal de turistas actualmente es la de Frisia. Y es que su capital, Leeuwarden, parece captar la atención de todos aquellos que buscan relajarse y escapar del espíritu de fiesta de la ciudad más popular de Holanda.
Con una fuerte cultura de cafés, compras y canales adornados por casas históricas, fue proclamada Capital Europea de la Cultura 2018. Por este motivo, la ciudad celebra con festivales, eventos y exhibiciones, otro de los motivos que parece posicionar a la ciudad como una nueva opción para este año.

Pristina, Kosovo
Ubicado en la península balcánica, al sureste de Europa, Kosovo tiene como capital a una pequeña ciudad llamada Pristina. A pesar de que la ciudad estuvo fuera del radar del turismo por mucho tiempo, parece que la segunda nación más nueva del mundo parece captar la atención de muchos.
Y es que la ciudad con la media de población más joven de Europa tiene un tramo llamado Via Dinarica, que atraviesa los Balcanes, mostrando así el paisaje montañoso que atraviesa al país. Por otro lado, destacan actividades como el Dokufest, un festival de cine que atrae a los apasionados del cine, y también a los amantes del vino por sus extensos viñedos.

Provenza, Francia
Una de las razones por las que los expertos de Lonely Planet eligieron este destino es porque consideran que el encanto de Francia se potencia en Provenza. Con campos de lavandas y oliva,ofrece algunos de los mejores paisajes en el mundo. Por otro lado, en Marsella se ofrecen bares de moda en pequeños pasajes, restaurantes con estrellas Michelin, y un contemporáneo y valiente panorama artístico.

Dundee, Escocia
Una de las ciudades reconocida por tener una visión hacia el futuro en Escocia es Dundee. Y es que hace poco abrió el museo V&A situado al borde del Craig Harbour. Este edificio angular, inspirado en las formas de un acantilado escocés, será el principal centro del diseño del país y mostrará 300 años de innovación.

Las Cícladas Menores, Grecia
Las Cícladas Menores quedan fuera del radar de los viajeros que visitan esta cautivadora parte del mundo por sus hermanas más famosas, como Santorini y Mykonos. Sin embargo, son muchos los turistas que eligen disfrutar de las islas griegas tal y como eran hace décadas, sobre todo en Iraklia, Esquinusa y Donoussa.
Su encanto radica en prístinas playas y tabernas. Allí reina una sensación de atemporalidad con la posibilidad de desconectarse del ritmo de vida que tienen los turistas en sus hogares.

Vilna, Lituania
La pequeña capital de Lituania tiene un estilo barroco que atrae a miles de turistas. Hoy es uno de los mejores destinos para visitar en Europa. Sus espacios creativos se suman a una gran oferta gastronómica, que incluye un reciente panorama de cervezas artesanales
En el 2018 se conmemora el centenario de la Declaración de Independencia de Lituania, con celebraciones que durarán todo el año, incluido un emocionante festival de la canción en el mes de julio.

Valle de Vipava, Eslovenia
El valle de Vipava es una tierra vinícola, bordeada por altiplanos kársticos al norte y al sur, y permanece casi escondida, ya que queda al oeste de Liubliana, que suele acaparar la mayor parte de la atención.
Hace milenios que se cultivan vides en Eslovenia, pero hoy esta es una tierra de pequeños viticultores cuyas variedades y técnicas producen resultados que atraen a personas aficionadas al vino y a la aventura, ya que el valle se recorre sobre dos ruedas: hay circuitos en bicicleta y luego hacen una pausa en las bodegas de Vipava para disfrutar de las catas y de una buena charla con los viticultores.

Tirana, Albania
Tirana, la capital de Albania, es conocida por sus coloridos edificios, construidos a lo largo de las era otomana, fascista y soviética. Hoy la ciudad está salpicada de edificaciones de color pastel.
La plaza es el escenario preferido de todos los turistas, ya que al norte de la misma se encuentra el Museo de Historia Nacional, de estilo modernista, que abarca desde la Prehistoria hasta el comunismo y la sublevación contra este régimen en los años 90.
Esta ciudad no es solo la puerta de entrada a la región, sino una metrópolis que vivió una gran transformación gracias a su antiguo alcalde quien hoy es el primer ministro de Albania, cuando decidió pintar de colores primarios edificios anodinos, persuadió a los habitantes a cambiar el uso del auto por la bicicleta, y apostó por los espacios verdes.
Esta localidad ocupa el último puesto del ranking por las actividades que atraen a los visitantes, que incluyen un trayecto en teleférico desde el centro hasta el pico más alto de la ciudad, el monte Dajti, y así disfrutar de gastronomía y por la noche, de un circuito por las coctelerías, y visitar las boutiques de diseño del barrio de moda, Blloku.



Fuente: Infobae

VER MÁS NOTICIAS