// Trasnoche Orfeo FM de 00 a 09 Hs.

CURIOSIDADES

Cuál es el peor defecto según cada signo del horóscopo

Cuál es el peor defecto según cada signo del horóscopo

2018-11-16

Compartir


Aries: El pecado es la autosuficiencia y, a veces, el excesivo autoritarismo en comportamientos, opiniones y miradas de la vida. Contradecirlos o señalarles distintas maneras de llegar a la meta es complicado. O te ignoran o no te escuchan. Los carneros siempre van para adelante y no les importa lo que se interpone. Hay un fin único y último: conseguir lo que se proponen. Esto va variando, no es siempre lo mismo, cuando lo alcanzan, les deja de importar. Pueden ser mandones y exigentes, pero no tienen la más mínima voluntad de dañar –hay que decir que poseen cierta “inocencia” al respecto.


Tauro: Son los empecinados del zodíaco, y, al igual que Aries, arremeten contra todo lo que se le cruza por delante de sus cuernos de toro. Empaques y obsesiones serán sus mayores tropiezos en la vida. Poseen una inercia a los cambios sorprenderte. Incorporar las novedades, rupturas y movimientos bruscos de la vida les cuesta horrores. “Quiero esto y lo quiero, no importa cuánto tiempo me lleve”, puede transformarse de meta a capricho fácilmente. Pobre de aquel que se oponga. Los celos, la posesividad y la territorialidad son otros de sus defectos.

Géminis: Su peor defecto es la superficialidad y el no compromiso. Los geminianos están en todo y el nada a la vez y eso suele exasperar al resto del zodíaco. Suelen hablar de todo y nada al mismo tiempo, la verborragia que los caracteriza no siempre tiene un fin útil. ¿Cuántos grupos de amigos se autodestruyeron por culpa de un geminiano/a que anduvo llevando y trayendo información ponzoñosa de un lado a otro? Guarden sus palabras para lo necesario o den clases de oratoria, pero no nos enfermen con datos inútiles.

Cáncer: Aunque parece un signo cálido y afectuoso, sus defectos pueden ser, justamente, la excesiva melancolía y el sentimentalismo. Los cancerianos pueden sumergirse en un pozo profundo al que es difícil acceder, incluso para su pareja y amigos. Llorar sin razón es un hábito frecuente que puede exasperar a su entorno. Desear tiempos pasados, también. Si tenés un novio de Cáncer y sentís que hay un lugar de él que nunca vas a acceder, es cierto. Luego de muchísima confianza y trabajo se comienzan a explayar sobre sus sentimientos más profundos.

Leo: El orgullo, la soberbia y el narcisismo son aspectos leoninos muy marcados que pueden volver locos a quienes comparten situaciones diarias con ellos. En las reuniones, a todos nos alegran desplegando su enorme cabellera, llamando la atención, y prendiéndo chispa a las más irremontables circunstancias. Pero imaginemos convivir todos los días con ellos hablando de ellos.

Virgo: Abundan las quejas por parte del resto del zodíaco de las obsesiones de los virginianos. Son unos verdaderos maniáticos, listos para llenar los consultorios psicológicos de nimiedades aburridísimas que los persiguen sin cesar. Las fijaciones pueden variar y no son las mismas en todos. Muchos dicen que la limpieza y el orden pueden ocuparlos por entero, pero también hemos visto otros virginianos preocupados por la perfección al escribir un texto, al componer una melodía o al diseñar una buena caligrafía.

Libra: En general los librianos buscan el equilibrio en todo y eso molesta. La vida es desbordada, despareja y abundante. Ellos quieren que sea una balanza justa y perfecta todo el tiempo. Se los repetimos: es imposible. Cuencos, meditación, armonización con colores, todo lo que sirva para tapar y meter debajo de la alfombra la crudeza de la vida, es bienvenido. Son cambiantes. Dependiendo dónde se ponga el peso y la opinión en una conversación, ellos se ubican del otro lado para mostrar el lado b.

Escorpio: Se los acusa de oscuros, enroscados y demasiado intensos. Porque son oscuros, enroscados y demasiado intensos. No es fácil lidiar con la energía de los Escorpio, sus laberintos psicológicos están poblados de dragones, vampiros y otras criaturas oscuras. Pueden chuparte la energía, absorberte hasta dejarte seco, si es que compartís muchos años con ellos. Sus relaciones suelen ser al todo o nada y no queda ningún lugar para el ejercicio de la propia individualidad. Ojo con perder la personalidad a manos de un escorpiano.

Sagitario: Aunque es uno de los signos alegres del zodíaco, tiene su costado molesto. Uno de sus defectos, es que cree que siempre tienen la razón. Es difícil discutir con ellos y hacerles ver las cosas desde otro punto de vista, desde su mirada, nadie investigó, vivió y sabe tanto. Suelen tener convicciones demasiado fuertes, que mueven montañas, pero también espantan por su grado de fanatismo. Les cuesta mirar a los costados a la hora de lanzarse a la aventura, nada puede interponerse a esta flecha. En este sentido, son individualista como Leo y Aries. Como tienen alma de jefes y guías, se conducen de esta forma con sus amigos y familiares, lo que resulta tremendamente irritante.

Capricornio: A las cabras se las acusa de pesimistas, aburridas hiper responsables. Ellas ven la vida de una forma demasiado gris. Las rutinas, el excesivo trabajo, el desempeño correcto, suele sentarles muy bien y los demás signos de zodíaco se tiran de los pelos de aburrimiento y bostezan sin parar. Como son demasiado realistas, suelen ser pesimistas y piensan en lo peor. Por eso, no hay que pedirles un consejo antes de arriesgarse a emprender: te van a tirar para abajo. Les cuesta variar, cambiar y moverse. Van para un lado y sostienen la meta, aunque les cueste años. No suelen ser expresivas, alegres ni aventureras.

Acuario: Son desconectados y poco comprometidos. A menudo están en un lugar pero se evaden y quieren estar en otro y terminan por no estar en ninguno. Se creen demasiado libres y a la moda, pero son unos adolescentes eternos orgullosos de revelarse contra todo (preferentemente contra estupideces sin sentido). Quieren llamar la atención donde van y sus comentarios descolocan al resto, por ser provocadores y desubicados. El novio acuariano no es el mejor para llevarle a mamá y papá, porque siempre, en su afán por romper moldes, va a ser impredecible y avergonzante. Es capaz de aparecer con un vibrador para regarle a la suegra.

Piscis: La distracción de los piscianos suele ser desesperante. Se pierden en un mundo de fantasía y cuelgue permanente y no se sabe a ciencia cierta en qué parte del cosmos están. Se pierden en rutas, calles y caminos. Pierden el dni, el carnet de conducir y la billetera. No pierden la cabeza porque la llevan puesta. Les encanta evadirse con música y alcohol y les cuesta incorporar una rutina productiva socialmente. El mundo laboral y económico les parece una gran perdida de tiempo. Son hippies eternos o adolescentes eternos anti sistema.



Fuente: Contexto

VER MÁS NOTICIAS