CURIOSIDADES

Lo sagrado no es lo que haces, sino cómo lo haces

Lo sagrado no es lo que haces, sino cómo lo haces

2019-01-09

Compartir

En numerosas partes de la obra de Meister Eckhart, el gran místico alemán del siglo 13 y 14, se transmite la idea:

Las personas no se deberían de preocupar tanto sobre lo que hacen sino más bien sobre lo que son. Si ellos y sus intenciones son buenas, sus actos brillarán. Si eres honrado todo lo que hagas será honorable. No deberíamos de pensar que la santidad se basa en lo que haces sino en lo que somos, pues no son nuestras obras las que nos santifican sino nosotros los que santificamos nuestras obras.

De este pequeño párrafo también podemos desdoblar esa otra frase que tiene ciertos ecos zen, que también vemos circular profusamente en las comunicaciones modernas: cómo haces una cosa, así haces todas las demás. Lo que significa que en el más mínimo de nuestros actos revelamos lo que somos como persona -en el fragmento está la totalidad- y, también, que debemos de hacer cada cosa, por más sencilla que sea, con atención y amor (que son en el fondo sinónimos como notó Simone Weil). Un acto aparente insignificante puede cobrar un enorme significado si se hace con la actitud correcta.

 

Podemos decir entonces que lo sagrado es nuestra forma de ver el mundo; no viene de las cosas, de los diferentes objetos que se presentan, sino de una mirada que transfigura la realidad, que la ilumina. Esta mirada, nos diría Eckhart, es la misma divinidad que mira en nosotros.

 



Fuente: https://pijamasurf.com

VER MÁS NOTICIAS