// Regreso a Casa con Ary Dutari de 17 a 21 Hs.

CURIOSIDADES

Según un estudio, el café es la mejor primera cita

Según un estudio, el café es la mejor primera cita

2019-05-02

Compartir

Los argentinos lo prefieren ya que es económico. Además, la infusión invita a conocerse más.



Que la crisis económica haya reivindicado (sin proponérselo) el clásico café de la primera cita es una grandísima noticia. Como sucedió con el vino en su momento -ahora que hablamos de lattes, granos y baristas-, la bebida vuelve a ser excusa perfecta para romper el hielo entre dos desconocidos; además de que el takeaway y otras modalidades de consumo propician el traslado a escenarios más (o menos) románticos que el bar.

Aunque no necesariamente sea eso lo que luego le piden al mozo, una encuesta reciente realizada por un portal basado en los encuentros a ciegas, confirmaba que para el 40% de los argentinos sigue siendo la mejor opción a la hora de verse cara a cara; mientras que solo el 20% de los consultados prefiere salir a cenar ( sushi, la comida más elegida).

La tendencia suena creíble si recordamos el costo promedio de una cena tradicional en este país. Sin contar a los milenials (que resuelven la salida con cerveza y papas fritas) un sondeo de Eventbrite - la plataforma de venta de entradas e inscripciones a eventos- revelaba que quienes deciden salir a comer en pareja destinan como mínimo entre 700 a 1000 pesos, una cifra sin dudas alta para muchos bolsillos locales.

En principio, la cita cafetera tiene muchas ventajas. Cuesta menos que sentarse en un restaurante, y por eso mismo es la opción menos comprometida, en especial para los que todavía consideran que después de la ingesta debería haber sexo.

Además nos ahorra ciertas neurosis, pues en la solemnidad de la mesa ambas partes quedan expuestas a situaciones imponderables que impactan en la primera impresión, ejemplo, comprobar que el otro usa los cubiertos como Tarzán o que tiene restos de comida entre los dientes.

El café en cambio sugiere que el encuentro durará menos tiempo, indispensable si no hay onda. Caso contrario, si hay atracción, la taza vacía alienta el saludable ejercicio del flirteo real, sin filtros, y sin más herramientas que la inteligencia y el encanto personal.

Y si es cierto que la cafeína es un poderoso estimulante, la experiencia podría ser completa.

En algunos ensayos de laboratorio se observó que el consumo moderado de cafeína podría mejorar la respuesta sexual en las mujeres, además de ayudar a combatir la depresión.



Fuente: La Nación

VER MÁS NOTICIAS