// La Mañana de Orfeo con Juan Bellver y Aylen Luponio de 09 a 13 Hs.

CURIOSIDADES

Revisá si tenés el síndrome de boreout

Revisá si tenés el síndrome de boreout

2019-06-11

Compartir


Sí, así como existe una palabra para describir cuando te sientes muy agobiado en el trabajo – burnout – también hay un nuevo síndrome que se relaciona con el sentimiento de aburrimiento que puedes pasar en una oficina si no te sientes valorado o con retos nuevos día con día, boreout.

De lo que se sabe poco es del boreout. Pero sin duda también existe. Y es que esto se refiere a cuando estás en un trabajo donde no hay objetivos claros, tus colegas muestran poco interés y hay frustración porque parece que no se va a ningún lado y tú como persona no puedes crecer en el ámbito profesional.

¿De dónde sale el boreout?

Esta sensación nace debido a diferentes factores:

*No hay una planificación en las tareas.
*Puede que tus colegas acaparen los mejores proyectos.
*Tal vez estés sobre calificado.
*Tus jefes no valoran tus capacidades.
El problema es que si lo dejas pasar, todo esto se acumula y al final terminas por explotar porque sientes que por más que hagas no llegas a ningún lado o tus líderes no aprovechan tus talentos, no hay retos y no puedes crecer profesionalmente.

No dejes que el boreout llegue a tu vida…

Todas las empresas deberían de tener en cuenta que cuidar la salud mental de sus empleados es básico. Por supuesto que esto no quiere decir meterse en los problemas personales, sino que el ambiente de trabajo sea lo más agradable posible. No se puede tener todo a la perfección, pero cuando un líder realmente se preocupa por el bienestar de sus colaboradores, el rendimiento y la ejecución en el trabajo será mucho mejor.

Un buen líder siempre escucha a sus colaboradores, toma en cuenta sus opiniones y siempre trata de que evolucionen para volverse mucho mejores. Les impone retos y sabe que con el trabajo en equipo todo fluirá y se verá reflejado en los resultados.

¿Qué puedes hacer tú para no sufrir del boreout?

Como siempre, hay cosas que puedes controlar y otras que no están en tus manos. Antes que nada, date cuenta que si bien estás en un trabajo en donde, se supone, todo es en equipo, tienes que tener en mente que no puedes controlar o tomar decisiones acerca de qué hacer o no en el ambiente laboral. Lo mejor que puedes hacer en estos casos es ver que sí está en tus manos y qué acciones puedes tomar tú en tu vida diaria para que no sufras de este síndrome.

Separa tu vida laboral de la personal
Siempre, siempre, tienes que aprender a separar todo lo que es trabajo de tu vida personal. A la segunda es a la que debes poner más atención, al no dejer que la vida laboral absorba el tiempo que requieren tus asuntos personales. Recuerda que los bienes materiales, el dinero, el reconocimiento y todo lo que te puede dar un trabajo es efímero. Por supuesto que no quiere decir que no sea importante, nada de eso, sino que hoy en día la gente pasa mucho más tiempo preocupada por la vida en la oficina y por la vida de los demás en el trabajo, que por su propia vida y la de sus seres queridos.

Ten hobbies o actividades fuera del área de trabajo

Pasar horas y horas sentado frente a una computadora, realmente puede ser dañino para tu salud mental y física. Es por esto que debes de tomar en cuenta la importancia de tener un pasatiempo o pasar algunas horas en otra actividad como ir al gimnasio, tomar una clase de yoga, etcétera. Esto también hará que tu mente se relaje y no cargues con todo el estrés laboral en tu vida personal.

Habla con tus superiores

Cuando no hay suficiente comunicación entre tú y tus superiores las cosas se pueden poner un poco más difíciles. Antes que nada necesitas tener un canal abierto con tus superiores, que haya la confianza suficiente para poder platicar de cómo te sientes, así como tener respeto por tu líder. Es posible que cuando lo hables con tus superiores las cosas puedan mejorar, y sino es así entonces puedes hablarlo con el jefe de tu jefe y ver si existe una mejor solución.

Haz una lista de objetivos

Las listas siempre son útiles cuando quieres trabajar para alcanzar algo. En este caso puedes hacer una lista con todas las cosas que quieres lograr a largo plazo o corto plazo dentro de tu trabajo. Tienes que sentarte y reflexionar realmente para entender qué es lo que tú quieres y lo que puedes ofrecer. No siempre se trata de que el trabajo se acople a ti, también tienes que darte cuenta qué cosas no haces pero que podrías hacer para evitar sentirte así.



Fuente: https://harmonia.la/

VER MÁS NOTICIAS